Blog

Excesos moderados

Una vida no estaría bien balanceada sin el desliz ocasional, el pecado esporádico o la mentirita blanca de vez en cuando.

Porque para encontrar el equilibrio; primero hay que perderlo.

Greguería #2

El diseñador es un artista con responsabilidades de ingeniero.

Matrushkas infinitas

Es mucho más divertido romper la piñata que comerse los dulces. Y seguramente, también es más sano.

En otra vida, a los niños les daríamos una piñata que al romperla solo encontrarían: otra piñata. Y así sucesivamente hasta que se dieran cuenta que las grandes alegrías de la vida se encuentran más en el proceso que en el resultado.

Un chorizo de infarto

Te mira con unos ojos blancos, pálidos y descolocados. Con una cara completamente descompuesta. Desde afuera se le ven las malas intenciones de meterse en tus arterías y quedarse ahí a vivir. Quizás toda la vida. Tal vez formar una familia, ampliar un poco la casa, luego comprar la del vecino, hasta eventualmente tomar todas las avenidas y colapsar por completo la ciudad.

Cuestiones existenciales

Olvídate del origen del universo, yo sigo sin saber a ciencia cierta a dónde se va toda la mierda al jalarle al escusado.

Un día en Buenos Aires

La abundancia de billetes que al final compran muy poco. La variedad de alfajores en los kioscos. El olor a incienso que se mezcla con el del asado, que todavía hay más variedad que de alfajores, de incienso digo, porque de carnes tampoco hay tanto.

Al menos eso es lo que ví, en un día en Buenos Aires.

Desde afuera

Eran el uno para el otro, pero ni el uno, ni el otro, querían estar juntos.

Buenísima idea

Era una idea tan buena, pero tan buena, que nunca se atrevió ni siquiera a escribirla. El riesgo de que sus palabras no estuvieran a la altura, era mayor, al de que simplemente nunca hubiera existido.

Y con las mujeres ni te cuento.

Ofrenda

Se estaba mordiendo un poca la uña y cuando la vio pasar, se la arrancó con todo y dedo. Y siguiendo los pasos de Vincent van Gogh, se la ofreció como evidencia irrefutable de su amor.

Métodos mágicos

El día que el conejo no fue a trabajar, dejó en completo ridículo al mago.

La magia, aunque es mística y atractiva, está muy bien hasta que te falla el truco. La otra forma de hacer algo recurrentemente bien, es con métodos y procesos.