Blog

Tiempos verbales

Fueron los únicos que documentaron el orden y la coherencia, en ese caos sin sentido, que era el universo.

Mirones

El señor de enfrente me estaba poniendo muy nervioso por como las miraba y no las dejaba de mirar, y la señora a su lado, se puso más nerviosa por como yo miraba al señor, que miraba a las chicas, que miraban a la señora, que me miraba a mi, que no dejaba de mirar al estúpido señor de enfrente.

¿Me lo cuidas un momento?

¿Qué lo hace a él, o a ella, más confiable que el resto de potenciales ladrones que por casualidad, no se sentaron a tu lado el día de hoy?

Memorias de un extraterreste

Estas criaturas tan peculiares dividían las tierras con toda arbitrariedad. Ignoraban por completo que el universo ya había hecho un extenso esfuerzo en dejar suficientemente claras las distancias, quizás, demasiado claras y demasiado extensas, pero es que sus pequeñísimos ojos, no les permitían ver más allá.

El plan maestro

Mi plan es simple. Solo debo trabajar siete años para conseguirlo. El problema es que cada que se cumple uno, se añade otro.

Y eso, más que un problema, es una bendición.

Estimulación

Se frotaba la cabeza en círculos y de un lado a otro, como si fuera la lámpara de un genio consentido, pero una lámpara con pelo, con mucho pelo, que poco a poco era arrasado por el paso de una mano en busca de una idea.

Lado a lado

Del otro lado,
invisible,
está la audiencia.

De este lado,
escondido,
está el autor.

Péndulo

Oscila de un lado a otro y pasa muy poco tiempo en el centro. Y es justo cuando se encuentra en el extremo más lejano, que sin aviso ni permiso, toma una decisión final.

Pueblo

Panadería Iglesia Farmacia Banco Hostal.

Y Bar, siempre Bar.

Prueba y error

Seguía cambiando y cambiando de psicólogo, todavía no encontraba ninguno que le dijera justo eso que quería escuchar.