Blog

Sombra

Que escuche lo que pienso.
Que vea lo que imagino
Que sepa lo que siento.

Y peor aún, que lea lo que escribo.

El narrador

Cuando lo pones en silencio, el fútbol es un deporte muy diferente.

Es más armonía y coordinación. Es menos alboroto y conflicto.
Es más silencio y calma. Es menos gritos eternos y datos irrelevantes.
Es más deporte y es menos drama.

Eso si, me perdí 4 de los 6 goles.

Malentendido

Vivió creyendo que consumir lo haría más feliz que producir. Murió bastante triste y con muy pocas ideas.

Eso si, dejó una casa repleta de tesoros.

Dividido

Entre la espontaneidad y la estructura, entre la comodidad y el esfuerzo, entre quererlo todo y dejarlo todo.

Y al final, la operación resultó negativa.

Esquela

Sus últimos textos empezaban a confundirse con esquelas, de aquel espíritu libre y creativo, que alguna vez vivió.

Caná

En esta ocasión, vino había de sobra. Eran ideas las que ya quedaban pocas y bastante diluidas la verdad.

—Llenad los vasos de vino —les indicó.

Y no pasó mucho tiempo para que las ideas, ahora enriquecidas con la dulzura de las uvas, volvieran a fluir.

Exploradores

Si estuviera a primera vista, alguien más ya lo habría visto, América nunca se hubiese descubierto y esa idea que estás pensando, tampoco.

Engarrotado

El hombro izquierdo empieza a ceder, para compensar, el derecho se inclina brevemente hacia adelante, lo que genera una creciente presión en el muslo izquierdo, a la que el derecho reacciona elevándose ligeramente, y gradualmente, el dolor se traslada hacia la espalda.

Y todo esto, para exprimir unas cuantas palabras.

No tengo ganas

Pero en realidad lo que tengo, es un miedo brutal.
La falta de ganas es muchas veces el abrigo de cuero del pánico escénico.

Inestable

Cuando todo a tu alrededor se está moviendo, tal vez eres tú el que no para brincar.