Brotes

Los virus tienen mucho en común con las panzas cheleras.

Si tomas extremas precauciones los puedes bajar un poco e incluso mantener bajo control.

El problema es que apenas te descuidas y vuelven a brotar.