Buscándola

La espontaneidad es tan difícil de encontrar, que si te atreves a buscarla, no solo se esconde.

Te amenaza con no volverte a ver.