Cumplido

—Ayer tuve un sueño erótico.
—¿Conmigo?
—No. Tú ya eres un sueño hecho realidad.