Joven manos de tijera

El peluquero tiene en sus manos, o de preferencia en sus tijeras, las llaves del autoestima del cliente.