La piedrita en el zapato

O la semilla de limón en la bebida.
O la manchita negra en la camisa blanca.

¿Y su recuerdo? Mejor no te cuento.