Me dijo el peluquero #2

—¡Qué buen pelo tienes!
—Ya sé. Por eso es una tragedia que se me esté cayendo.