Ni en tus sueños

Sacarle una fotografía a la luna es como quererle pegar al malo del sueño.
Está muy lejos o nunca tienes la suficiente potencia para que salga bien.