Prisioneros voluntarios

Y no detrás de unos barrotes de metal, sino de frente a unos pedazos de cristal.