Soy todo orejas

Le dijo el conejo al perico.

Y entonces el perico siguió hablando.