Blog

El tiempo lo cura (casi) todo

Excepto un mal corte de pelo: este solo se va haciendo más evidente conforme pasa el tiempo.

Compulsivos

Hay una línea muy delgada entre el coleccionista y el comprador compulsivo.

El segundo lo compra todo. El primero también, siempre y cuando sea rojo.

Soy todo orejas

Le dijo el conejo al perico, mientras éste seguía hablando.

Aumento

Entre mejor come el burro, más carga puede llevar.

Entre otros argumentos para negociar mi nuevo sueldo.

¿Estético o funcional?

El sentido en el que doblas tus calcetines habla mucho de tus prioridades.

One-man band

Hay tomates tan buenos que son capaces de hacer una ensalada sin invitar a nadie.

Abrígame

Mi abrigo es tan grande que le tengo que comprar un asiento propio en el avión.

En los restaurantes pido mesa para dos, y cuelgo a mi mujer en el perchero para que se siente junto a mí.

Y en las noches de invierno la guardo en el armario para que podamos dormir juntos sin que nadie nos moleste.

Siendo sincero

El reconocimiento no es lo único que busco, aunque la verdad, me encantaría que se me reconozca por ello.

Con hambre

Tengo duda si preparar la cena antes de escribir, o escribir, y ya luego preparo la cena.

Pero es que si preparo la cena antes de escribir, me la voy a comer.

Y este texto nunca hubiera sucedido.

El sol no te espera

Intentaría detenerlo,
y hasta moriría en el intento.

Dedicado a Carla Fernández